martes, 11 de agosto de 2009

SERVICIO DE TRANSPORTE- AUTOBUSES

En 1920 pasaba un camión por el Camino Real rumbo a Celaya, se llamaba “El Retis” y venia de Tarimoro, la gente tenia que ir a esperarlo al entronque del Camino Real y Tamayo, en donde se ubicaba el antiguo rancho de la “Venta”.
El primer camión llego en 1926 y fue traído por don Onecimo Arreguín Guerrero, este primer coche era de tres pedales uno de arranque, otro de reversa y otro el freno, dos cuernitos abajo del volante, corría de 30 a 35 kilómetros por hora, este señor duro siete días de Laredo a Rincón de Tamayo en este coche.

El primer camión de pasajeros se llamaba “el Radio” que fue traído por Benigno Paredes, después llego otro camión que se llamaba “El Olivo”, éste nombre se lo puso don Antioco Magueyal, ya que cuando lo vio muy verde dijo: “Ese camión será el olivo”, así se le quedo.

Después llegaron otros camiones llamados “El Monarca”, “El Gavilán”, etc. propiedad de un señor de Celaya llamado Ignacio Alatorre, comenzó dando el servicio diario de Tamayo-Celaya y viceversa.
El camión el Olivo a las afueras de Rincón de Tamayo, significativo el nombre de éste camión que el 10 de Julio de 1939, condujo a sinarquistas de Rincón de Tamayo a una reunión donde fueran sacrificados Gonzalo Aguilar y cinco compañeros más. Cuantos acudieron a la asamblea llevaban en el corazón un ramo de olivo para ofrecer a los agraristas de Juan Martín: Olivo que no era otra cosa que mensaje de paz y de hermandad, que no hablaba de otra cosa si no de que todos juntos trabajarán por el engrandecimiento de México. La rama de olivo fue rechazada y el odio se impuso, sobre el amor trozando la vida de Gonzalo y de cinco hermanos más cuyos cuerpos, segados como espigas, quedaron sembrados en aquel pedazo de tierra mexicana. “Lo alumbraban las estrellas en donde estaba tirado; y sigue firme desde ellas en su puesto señalado”, entonaban los trovadores que narraban cantando los sangrientos sucesos de Juan Martín.

En la actualidad se cuenta con 30 autobuses de servicio mixto con servicio diario de Tamayo-Celaya y viceversa, cada 15 minutos y servicio a Congregación de Canoas cada 3 horas, a Huapango dos veces al día, a San José y la Cruz dos veces al día y a Los Huesos dos veces al día. No se cuenta con servicio de taxi local y tampoco sistema de trasporte urbano.
Existen muchos autos, camionetas particulares y un servicio especial privado de autobuses para el transporte de trabajadores a las fábricas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada